sábado, 2 de agosto de 2014

Es curioso como las palabras fluyen a medida que los sentimientos toman poder de nuestra mente.
Puedes escribir algo hermoso cuando te sientes enamorado, algo triste cuando te sientes nostálgico y escribir verdades cuando te sientes enojado; pero cuando te encuentras en un estado neutro ves todo con claridad sin exacerbar la realidad, de tal manera que todo lo que sucede ante tus ojos no causa emoción alguna porque simplemente lo dejas pasar ...


Escribir me ayuda a mantener ese equilibrio entre mi yo interior y mis emociones, me ayuda a no explotar cuando en mi dramático mundo pareciera todo ponerse en mi contra. Por que si, a veces el universo parece acomodar todo de tal forma que sentimos que esta todo en nuestra contra, pero no es así. 
Simplemente creemos en ese momento dramático que somos los únicos que sufrimos...